Código de Ética del Juez Venezolano y la Jueza Venezolana

Objeto: Establecer los principios éticos  que guían la conducta de los jueces  y juezas de la República, así como su régimen disciplinario, con el fin de garantizar la independencia  e idoneidad de éstos y éstas, preservando la confianza de las personas en la integridad del Poder Judicial como parte del Sistema de Justicia.

Ámbito de aplicación:

·         A todos los jueces y juezas dentro del Territorio de la República Bolivariana de Venezuela.

·         A los intervinientes en el Sistema Judicial, con ocasión a las actuaciones judiciales, que infrinjan las disposiciones legales.

·         Quedan exentos, las autoridades legítimas de los pueblos indígenas, responsables de las instancias de justicia dentro de su hábitat.

El cargo de juez o jueza es incompatible con el ejercicio privado de la abogacía o de cualquier otra función pública o privada, gratuita o remunerada. Quedan a salvo los cargos académicos, docentes, accidentales o asistenciales que, por su carácter o su dedicación, resulten compatibles con las exigencias propias de la función judicial.

El juez o jueza no podrá, salvo el derecho al sufragio, realizar directa o indirectamente ningún tipo de activismo político partidista, sindical, gremial o de índole semejante, que comprometan la independencia e imparcialidad en el ejercicio de sus funciones

La acción disciplinaria prescribe a los cinco (5) años contados a partir del día en que fue cometido el acto constitutivo de la infracción disciplinaria. El inicio de la investigación disciplinaria interrumpe la prescripción.

Los términos y lapsos procesales se computarán por días continuos, exceptuándose los días declarados no laborables por las leyes nacionales y los que se declaren no laborables por la autoridad competente, ni aquellos el Tribunal Disciplinario Judicial, disponga no despachar. Cuando el vencimiento de algún lapso ocurra en un día no laborable, el acto correspondiente se efectuará en el día de despacho siguiente.

A partir de  la entrada en vigencia del Código y una vez constituido el Tribunal Disciplinario Judicial y la Corte Disciplinaria  Judicial, la Comisión  de Funcionamiento y Reestructuración  del Sistema Judicial cesará en el ejercicio  de sus competencias y en consecuencia las causas en curso se paralizarán y serán remitidas al Tribunal Disciplinario Judicial, quien notificará a las partes  a los fines de reanudar los procesos.

Hasta tanto no se conformen los Colegios Electorales Judiciales para la elección  de los jueces y juezas de la Competencia Disciplinaria Judicial,  la Asamblea Nacional procederá a designar los respectivos jueces y juezas y los suplentes del Tribunal Disciplinario Judicial y la Corte Disciplinaria  Judicial, previa asesoría del Comité de Postulaciones Judiciales.

Derogatoria:

·         La Ley Orgánica del Consejo de la Judicatura, publicada en Gaceta Oficial Nº 36.534 Extraordinario del 08 de septiembre de 1998.

·         Los artículos 38, 39 y 40 de la Ley de Carrera Judicial, publicada en Gaceta Oficial Nº 5.262 Extraordinario del 11 de septiembre de 1998.

·         Los artículos 34, 35 y 36 de la Ley Orgánica del Poder Judicial publicada en Gaceta Oficial 5.262 Extraordinario del 11 de septiembre de 1998.

·         El Reglamento  de la Comisión  de Funcionamiento y Reestructuración  del Sistema Judicial, publicado en Gaceta Oficial Nº38.317, de fecha 18 de noviembre de 2.005.

Vigencia: 06 de Agosto de 2009.