Construcción del Estado Comunal

Abg. Adriana Fernández

La Asamblea Nacional, previa  consulta popular, a través del Plan de Acción 2010 Parlamentarismo Social de Calle (que permite el incremento de la participación popular en el desarrollo legislativo), procedió a promulgar cinco (05) leyes en materia social.

Ese grupo de leyes, cuya discusión tuvo lugar en conjunto por ser instrumentos relacionados entre sí, tienen por objetivo fundamental contribuir con la consolidación del Poder Popular y la profundización de la democracia participativa, buscando establecer de esta manera un Estado Comunal en paralelo al Estado Constitucional.

Todo esto tiene su fundamento en el artículo 5 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el cual establece expresamente:

“La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público.

Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos.”

La publicación de estas Leyes tuvo lugar bajo Gaceta Oficial Nº 6.011 Extraordinario, de fecha 21 de diciembre de 2010, y son las siguientes:

  1. Ley Orgánica del Poder Popular.
  2. Ley Orgánica de Planificación Pública y Popular.
  3. Ley Orgánica de Las Comunas.
  4. Ley Orgánica del Sistema Económico Comunal.
  5. Ley Orgánica de Contraloría Social.

A continuación, damos a conocer la esencia de cada una de estas normativas.

LEY ORGÁNICA DEL PODER POPULAR

Tiene por objeto desarrollar y consolidar la organización del pueblo, generando condiciones a través de los diversos medios de participación y organización establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la Ley y los que surjan de la iniciativa popular.

Busca fomentar a los(as) ciudadanos(as)  para que ejerzan el derecho a la soberanía, la democracia participativa y protagónica, además de establecer la constitución de formas de autogobierno comunitarias y comunales, para el ejercicio directo del poder.

El Poder Popular tiene por finalidad garantizar la vida y el bienestar social del pueblo, mediante la creación de mecanismos para su desarrollo social y espiritual, procurando la igualdad de condiciones, sin discriminaciones por motivos de origen étnico, religioso, condición social, sexo, orientación sexual, identidad y expresión de genero, idioma, opinión política, nacionalidad u origen, edad, posición económica, condición de discapacidad o cualquier otra circunstancia personal, jurídica o social, que tenga por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos humanos y garantías constitucionales.

Las organizaciones del Poder Popular se constituyen por iniciativa de los(as) ciudadanos(as), de acuerdo con su naturaleza, por intereses comunes, necesidades, potencialidades y cualquier otro referente común, según lo establecido en la ley que rija el área de su actividad.

Por su parte, las expresiones del Poder Popular se constituyen, por iniciativa popular y como respuesta a las necesidades y potencialidades de las comunidades, de conformidad con la Constitución de la República y la ley.

El autogobierno comunal y los sistemas de agregación que surjan entre sus instancias, son un ámbito de actuación del Poder Popular en el desarrollo de su soberanía, mediante el ejercicio directo por parte de las comunidades organizadas, de la formulación, ejecución y control de funciones públicas, de acuerdo a la ley que regula la materia.

Las instancias del Poder Popular para el ejercicio del autogobierno son:

1. El consejo comunal.

2. La comuna.

3. La ciudad comunal.

4. Los sistemas de agregación comunal.

Las instancias y organizaciones de base del Poder Popular contempladas en esta Ley, estarán exentas de todo tipo de pagos de tributos nacionales y derechos de registro. Las preexistentes, a la entrada en vigencia de la presente, adecuarán su organización y funcionamiento a las disposiciones de la misma, en un lapso de ciento ochenta (180) días contados a partir de su publicación en Gaceta Oficial.

Hasta tanto se dicte su Reglamento, el Ministerio del Poder Popular con competencia en materia de participación ciudadana, con sujeción a sus disposiciones, queda encargado de establecer los lineamientos en lo relativo al funcionamiento de las instancias y organizaciones del Poder Popular preexistentes a la vigencia de la misma.

LEY ORGÁNICA DE PLANIFICACIÓN PÚBLICA Y POPULAR

Su objeto consiste en desarrollar y fortalecer el Poder Popular mediante el establecimiento de principios y normas que sobre la planificación rigen a las ramas del Poder Público y las instancias del Poder Popular, a fin de garantizar un Sistema Nacional de Planificación, que tenga como propósito el empleo de los recursos públicos dirigidos a la consecución, coordinación y armonización de los planes, programas y proyectos para la transformación del país, a través de una JUSTA DISTRIBUCIÓN DE LA RIQUEZA mediante una planificación estratégica, democrática, participativa y de consulta abierta, para la construcción de la sociedad socialista de justicia y equidad.

Su ámbito de aplicación abarca:

1. Los órganos y entes que conforman el Poder Público y las instancias del Poder Popular.

2. Los institutos públicos y demás personas jurídicas estatales de derecho público, con o sin fines empresariales.

3. Las sociedades mercantiles en las cuales la República, por tener una participación igual o mayor al cincuenta por ciento (50%) del capital social o a través de otro mecanismo jurídico, tenga el control de sus decisiones.

4. Las sociedades de propiedad totalmente estatal, cuya función a través de la posesión de acciones de otras sociedades, sea coordinar la gestión empresarial pública de un sector de la economía nacional.

5. Las fundaciones, asociaciones civiles y demás entes constituidos con fondos públicos o dirigidas por algunas de las personas jurídicas referidas en este artículo, cuando la totalidad de los aportes presupuestarios o contribuciones en un ejercicio, sean efectuados por una o varias de las personas referidas en el presente artículo y represente el cincuenta por ciento (50%) o más de su presupuesto.

La Planificación Pública y Popular tiene por finalidad:

1. Establecer un Sistema Nacional de Planificación que permita el logro de los objetivos estratégicos y metas plasmadas en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación.

2. Garantizar el seguimiento, evaluación y control del desempeño institucional.

3. Ordenar, racionalizar y coordinar la acción pública en los distintos ámbitos y niveles político-territoriales de gobierno.

4. Fortalecer la capacidad del Estado y del Poder Popular en función de los objetivos estratégicos y metas plasmadas en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación.

5. Forjar un Estado transparente, eficaz, eficiente y efectivo.

6. Fortalecer los mecanismos institucionales para mantener la continuidad de los programas y sus inversiones, así como las demás decisiones públicas relacionadas con el desarrollo sustentable del país.

7. Fortalecer las capacidades estratégicas y rectoras del Estado y de Poder Popular para la inversión de los recursos públicos.

8. Garantizar la vinculación entre la formulación y ejecución de los planes y la programación presupuestaria.

9. Promover espacios para el ejercicio de la democracia, participativa y protagónica, como base para la consolidación del estado comunal.

El Sistema Nacional de Planificación promoverá la coordinación, consolidación e integración equilibrada de la actividad planificadora, en favor de una política de ordenación que permita dar el valor justo a los territorios, dando relevancia a su historia, a sus capacidades y recursos físicos, naturales, ambientales y patrimoniales; así como las potencialidades productivas que garanticen el bienestar social de todos los venezolanos y venezolanas.

Está integrado por:

a. El Consejo Federal de Gobierno.

b. Los consejos estadales de planificación y coordinación de políticas públicas.

c. Los consejos locales de planificación pública.

d. Los consejos de planificación comunal.

e. Los consejos comunales.

Hasta tanto se apruebe su Reglamento, los lineamientos para la formulación de los distintos que ésta establece, serán formulados de acuerdo a los lineamientos estratégicos, políticas y planes establecidos en la Ley Orgánica de Creación de la Comisión Central de Planificación.

Se derogan:

  • El Decreto N° 1.528 con Fuerza de Ley Orgánica de Planificación, publicado en G.O. Nº 5.554 Extraordinario, de fecha 13/11/2001.
  • Todas aquellas disposiciones establecidas en aquellas leyes que contradigan las presentes.

LEY ORGÁNICA DE LAS COMUNAS

Establece normas que regulen la constitución, conformación, organización y funcionamiento de la Comuna, como entidad local donde los(as) ciudadanos(as) ejercen el pleno derecho de la soberanía y desarrollan la participación protagónica mediante formas de autogobierno para la construcción del Estado Comunal.

Están sujetas a la aplicación de esta Ley:

  • Las organizaciones comunitarias.
  • Las comunidades organizadas y todas las instancias del Poder Popular debidamente constituidas.
  • Las personas naturales y jurídicas, tanto de derecho público como privado, que se relacionen con las comunas.

La COMUNA es un espacio socialista que, como entidad local, es definida por la integración de comunidades con rasgos culturales, usos y costumbres compartidos, que se reconocen en el territorio que ocupan y en las actividades productivas que le sirven de sustento. Cada comuna recibirá recursos del Estado, y sobre éstas se ejercerán los principios de soberanía y participación protagónica como expresión del Poder Popular.

Tendrá como finalidad:

1. Desarrollar y consolidar el Estado Comunal como expresión del Poder Popular y soporte para la construcción de la sociedad socialista.

2. Conformar el autogobierno para el ejercicio directo de funciones en la formulación, ejecución y control de la gestión pública.

3. Promover la integración y la articulación con otras comunas en el marco de las unidades de gestión territorial establecidas por el Consejo Federal de Gobierno.

4. Impulsar el desarrollo y consolidación de la propiedad social.

5. Garantizar la existencia efectiva de formas y mecanismos de participación directa de los(as) ciudadanos(as) en la formulación, ejecución y control de planes y proyectos vinculados a los aspectos territoriales, políticos, económicos, sociales, culturales, ecológicos y de seguridad y defensa.

6. Promover mecanismos para la formación e información en las comunidades.

7. Impulsar la defensa colectiva y popular de los derechos humanos.

8. Todas aquellas determinadas en la Constitución de la República y en la Ley.

La CARTA DE LA COMUNA, constituye un instrumento, propuesto por los habitantes de la Comuna y aprobados por el Parlamento Comunal, destinado a regular la vida social y comunitaria, coadyuvar con el orden público, la convivencia, la primacía del interés colectivo sobre el interés particular y la defensa de los derechos humanos.

Dicha Carta deberá contener:

1. Título de la carta comunal de acuerdo al ámbito o actividad a regular.

2. Objeto y definición del ámbito y actividad.

3. Desarrollo de la normativa conforme a un articulado bajo los criterios que establecen la técnica legislativa, la Constitución y leyes de la República.

El PARLAMENTO COMUNAL es la máxima instancia del autogobierno en la Comuna; y sus decisiones se expresan mediante la aprobación de normativas para la regulación de la vida social y comunitaria, coadyuvar con el orden público, la convivencia, la primacía del interés colectivo sobre el interés particular y la defensa de los derechos humanos, así como en actos de gobierno sobre los aspectos de planificación, coordinación y ejecución de planes y proyectos en el ámbito de la Comuna.

Está integrado de la siguiente manera:

1. Un vocero o vocera y su respectivo suplente, electo o electa por cada consejo comunal de la Comuna.

2. Tres voceros o voceras y sus respectivos suplentes, electos o electas por las organizaciones socio-productivas.

3. Un vocero o vocera y su respectivo suplente, en representación del Banco de la Comuna.

El período de ejercicio de los voceros y voceras ante el Parlamento Comunal es de tres (03) años, pudiendo ser reelectos.

Para ser miembro del Parlamento Comunal se requiere:

1. Nacionalidad venezolana.

2. Mayor de quince (15) años.

3. No poseer parentesco hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad con quienes representen los entes político-territoriales establecidos en la Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno.

4. Ser habitante del ámbito territorial de la Comuna, con al menos un (01) año de residencia en la misma.

5. Hacer vida activa en el ámbito territorial de la Comuna.

6. No desempeñar cargos públicos de elección popular.

7. No estar sujeto o sujeta a interdicción civil o inhabilitación política.

El BANCO DE LA COMUNA tiene como objeto garantizar la gestión y administración de los recursos financieros y no financieros que le sean asignados, así como los generados o captados mediante sus operaciones, promoviendo la participación protagónica del pueblo.

Dicho Banco quedará exceptuado de la regulación prevista en materia de bancos y otras instituciones financieras y estará exento de todo tipo de pagos de tributos nacionales y derechos de registro.

Las instancias del Poder Popular podrán constituir sistemas comunales de agregación entre sí, con el propósito de articularse en el ejercicio del autogobierno, para fortalecer la capacidad de acción sobre aspectos territoriales, políticos, económicos, sociales, culturales, ecológicos y de seguridad y defensa de la soberanía nacional, de conformidad a la Constitución de la República y la Ley. Los sistemas de agregación comunal son:

1. El Consejo Comunal.

2. La Comuna.

3. La Ciudad Comunal.

4. Federación Comunal.

5. Confederación Comunal.

6. Las demás que se constituyan por iniciativa popular.

Los Bancos de las Comunas constituidos antes de la promulgación de esta Ley, en un lapso no mayor de noventa (90) días contados a partir de su publicación, serán objeto de un proceso de adecuación de sus Estatutos a las disposiciones establecidas en ésta, a los fines de su registro por ante el Ministerio del Poder Popular con competencia en materia de Comunas.

El Ejecutivo Nacional elaborará y sancionará el Reglamento de la presente, en un lapso no mayor a ciento ochenta (180) días continuos a su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela.

LEY ORGÁNICA DEL SISTEMA ECONÓMICO COMUNAL

Establece las normas, principios, y procedimientos para la creación, funcionamiento y desarrollo del SISTEMA ECONÓMICO COMUNAL, integrado por organizaciones socio-productivas bajo un régimen de propiedad colectiva, impulsadas por las instancias del Poder Popular, del Poder Público o por acuerdo entre ambos, para la producción, distribución, intercambio y consumo de bienes y servicios, así como de saberes y conocimientos, en las cuales el trabajo tiene significado propio, auténtico, sin ningún tipo de discriminación, en pro de satisfacer las necesidades colectivas y reinvertir socialmente el excedente, mediante una planificación estratégica, democrática y participativa.

Sus disposiciones son aplicables a las comunidades organizadas, consejos comunales, comunas y todas las instancias y expresiones del Poder Popular, en especial a las organizaciones socio-productivas que se constituyan dentro del Sistema Económico Comunal y de igual manera a los órganos y entes del Poder Público y las organizaciones del sector privado, en sus relaciones con las instancias del Poder Popular.

Entre las finalidades de esta Ley tenemos:

1. Garantizar la participación popular en el proceso económico-productivo.

2. Fomentar el Sistema Económico Comunal en el marco del modelo productivo socialista, a través de diversas formas de organización socio-productiva, comunitaria y comunal en todo el territorio nacional.

3. Dotar a la sociedad de medios y factores de producción que garanticen la satisfacción de las necesidades humanas, consolidar el ejercicio de la soberanía nacional y contribuir al desarrollo humano integral.

4. Promover un sistema de financiamiento para apoyar las iniciativas de las comunidades sobre proyectos socio-productivos sustentables, con criterios de Equidad y Justicia Social, donde se reconozcan los saberes, conocimientos y las potencialidades locales como elementos constitutivos de garantía para la viabilidad y el cumplimiento.

El Ejecutivo Nacional, a través del Ministerio del Poder Popular con competencia en la materia, es el órgano coordinador de las políticas públicas relacionadas con la promoción, formación, acompañamiento integral y financiamiento de los proyectos socio-productivos, originados del seno de las comunidades, las comunas o constituidos por Entes del Poder Público.

Las organizaciones socio-productivas estarán exentas del pago de todo tipo de tributos nacionales y derechos de registro.

Son formas de organizaciones socio-productivas:

1. Empresa de propiedad social directa comunal.

2. Empresa de propiedad social indirecta comunal.

3. Unidad productiva familiar.

4. Grupos de intercambio solidario.

La Moneda Comunal, como instrumento alternativo a la moneda de curso legal en el espacio geográfico de la República, permite y facilita el intercambio de saberes, conocimientos, bienes y servicios en los espacios del Sistema de Intercambio Solidario, mediante la cooperación, la solidaridad y la complementariedad, en contraposición a la acumulación individual.

El Banco Central de Venezuela regulará todo lo relativo a la moneda comunal dentro del ámbito de su competencia.

Se crea la Red de Comercio Justo y Suministro Socialista, integrada por las unidades de suministro socialista y demás medios de distribución y abastecimiento con que cuenta el Estado para tal fin.

A partir de la vigencia de la presente Ley, las organizaciones socio-productivas comunitarias preexistentes, que aspiren integrar el Sistema Económico Comunal, deberán adecuarse a sus disposiciones en un lapso no mayor a ciento ochenta (180) días.

El Ejecutivo Nacional, dentro de los ciento ochenta (180) días siguientes a la publicación de la presente, dictará su Reglamento.

Se deroga el Decreto Nº 6.130, con Rango, Valor y Fuerza de Ley para el Fomento y Desarrollo de la Economía Popular, publicado en G.O. Nº 5.890 Extraordinario, de fecha 31/07/2008, así como cualquier otra disposición que contravenga el contenido de esta Ley.

LEY ORGÁNICA DE CONTRALORÍA SOCIAL

Establece las normas, mecanismos y condiciones para la promoción, desarrollo y consolidación de la Contraloría Social como medio de participación y de corresponsabilidad de los(as) ciudadanos(as) y sus organizaciones sociales, mediante el ejercicio compartido, entre el Poder Público y el Poder Popular, de la función de prevención, vigilancia, supervisión y control tanto de la gestión pública y comunitaria, como de las actividades del sector privado que incidan en los intereses colectivos o sociales.

La Contraloría Social, es una función compartida entre las instancias del Poder Público y los(as) ciudadanos(as) y las organizaciones del Poder Popular, para garantizar que la inversión pública se realice de manera transparente y eficiente en beneficio de los intereses de la sociedad, y que las actividades del sector privado no afecten los intereses colectivos o sociales.

Su propósito fundamental es:

La prevención y corrección de comportamientos, actitudes y acciones que sean contrarios a los intereses sociales y a la ética en el desempeño de las funciones públicas, así como en las actividades de producción, distribución, intercambio, comercialización y suministro de bienes y servicios necesarios para la población, realizadas por el sector público o el sector privado.

Sus disposiciones son aplicables a todos los niveles e instancias político-territoriales de la Administración Pública, a las instancias y organizaciones del Poder Popular y a las organizaciones y personas del sector privado que realicen actividades con incidencia en los intereses generales o colectivos.

Para la prevención y corrección de conductas, comportamientos y acciones contrarios a los intereses colectivos, esta normativa tiene por finalidad:

1. Promover y desarrollar la cultura del control social como mecanismo de acción en la vigilancia, supervisión, seguimiento y control de los asuntos públicos, comunitarios y privados que incidan en el bienestar común.

2. Fomentar el trabajo articulado de las instancias, organizaciones y expresiones del Poder Popular con los órganos y entes del Poder Público, para el ejercicio efectivo de la función del control social.

3. Garantizar a los(as) ciudadanos(as) en el ejercicio de la contraloría social, obtener oportuna respuesta por parte de los servidores públicos y servidoras públicas sobre los requerimientos de información y documentación relacionados con sus funciones de control.

4. Asegurar que los servidores públicos y servidoras públicas, los voceros y voceras del Poder Popular y todas las personas que, de acuerdo a la ley representen o expresen intereses colectivos, rindan cuentas de sus actuaciones ante las instancias de las cuales ejerzan representación o expresión.

5. Impulsar la creación y desarrollo de programas y políticas en el área educativa y de formación ciudadana.

Para ejercer la Contraloría Social se requiere:

1. Ser mayor de edad, salvo en los casos previstos en leyes especiales.

2. Sujetar su desempeño a los principios y valores que rigen el control social, previstos en esta Ley.

Los supervisores inmediatos de la Administración Pública o empleadores del sector privado, deben garantizar y facilitar a los trabajadores y trabajadoras el ejercicio del Control Social en su ámbito laboral, sin que se vea afectada la eficacia del funcionamiento de la institución o empresa.

El Ministerio del Poder Popular con competencia en materia de participación ciudadana, diseñará e implementará programas orientados a crear conciencia en la ciudadanía sobre la utilidad y ventaja del correcto funcionamiento de las instancias del Poder Público y del Poder Popular, así como de las organizaciones del sector público en la realización de sus actividades, para contribuir al desarrollo integral del país.

El Poder Ejecutivo Nacional elaborará y dictará su Reglamento, dentro de los seis (06) meses, contados a partir de esta publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela.

La vigencia de todas estas Leyes, rige desde la fecha de su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, momento a partir del cual quedarán derogadas tanto las normativas que cada una de éstas expresamente señalan, como todas aquellas disposiciones que resulten contrarias a su contenido respectivo.

Comments

  1. Hola! nos gustaria entrevistar a la Abg. Adriana Fernández Microjuris) en nuetro programa Al dia con la Ley por http://www.radiocroquer.com sobre este tema. Cómo podemos ubicarla, mil gracias!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s