Notificación ante el Instituto del Patrimonio Cultural como requisito previo para vender inmuebles declarados bienes de interés cultural

Gaceta Oficial Nro. 39.305 del 12/11/09

Los jueces o juezas, registradores (as), notarios (as) y demás autoridades notificarán al Instituto  del Patrimonio  Cultural la presentación de cualquier documento de enajenación, constitución, limitación o constitución de gravámenes sobre bienes de propiedad particular declarados bien de interés cultural y se abstendrán de dar curso a los mismos, si no se cumple previamente con el requisito de la notificación respectiva ante Instituto  del Patrimonio  Cultural.

El propietario que desee vender su inmueble declarado bien de interés cultural notificarán al Instituto  del Patrimonio  Cultural de esta circunstancia y éste participará lo conducente al Registrador Inmobiliario respectivo del cumplimiento de esta formalidad. Dicha notificación también aplicará en los casos de traslación de propiedad, constitución de gravámenes, limitaciones o servidumbres sobre esos bienes. En los casos de enajenación o constitución de gravámenes, limitaciones o servidumbres, una vez registrada, corresponde a la Oficina de Registro Inmobiliario  informar al Instituto  del Patrimonio  Cultural, los datos de la inscripción de dicha operación.

La notificación para tal efecto, se puede realizar de las siguientes maneras:

1.      Por escrito  en papel común y sin timbres fiscales.

2.      A través del portal electrónico  http://www.ipc.gob.ve/ en formatos previamente elaborados para tal fin.

Quedan exceptuados  de la formalidad de notificación, los propietarios de inmuebles que no aparezcan catalogados específicamente en las Providencias respectivas, aunque integren o formen parte de Centros  históricos, barrios, urbanizaciones, unidades vecinales, calles, avenidas, callejones etc. Igualmente quedan excluidos los inmuebles bajo régimen de propiedad horizontal y comunidad de bienes, salvo aquellos casos que la asamblea de copropietarios decidan la venta de aéreas comunes.

Los servicios que presta el Instituto  del Patrimonio  Cultural  son gratuitos.