Normas que regulan las operaciones de Fideicomisos

Gaceta Oficial N° 39.941 del 11 de junio de 2011

El Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia dicta las Normas que regulan las operaciones de Fideicomisos, que tiene por objeto establecer los requisitos para los bancos universales al momento de solicitar la autorización para efectuar operaciones de fideicomiso e indicar los parámetros de estas operaciones a los fines de garantizar un sistema bancario solido que contribuya con el desarrollo de la economía del país. Entre las normas que regulan dichas operaciones, se pueden mencionar entre otras:

Los bancos universales que deseen actuar como fiduciarios deberán consignar ante el Órgano Superior los siguientes recaudos:

  • Comunicación dirigida al Superintendente de las Instituciones del Sector Bancario, suscrita por la Junta Directiva mediante la cual se solicita a autorización para desempeñarse como fiduciario, acompañada con los timbres fiscales conforme a lo establecido en la Ley de Timbre Fiscal vigente.
  • Manual de normas y procedimientos de fideicomiso.
  • Flujorama de las operaciones de fideicomiso.
  • Plan de tecnología que detalle las actividades, el tiempo y los recursos que serán asignados para sustentar la ejecución de dicho proyecto.
  • Estructura organizativa y funcional, conjuntamente con el currículum vitae de cada uno de los responsables principales del departamento de fideicomiso.
  • Cuadros contentivos de las captaciones, colocaciones, ingresos y egresos por concepto de fideicomiso, mandatos, comisiones o realización de encargos de confianza proyectados los primeros seis primeros semestres de operaciones.
  • Prospectos de los contratos a suscribir por tipo de fideicomiso, mandalos, comisión y encargos de confianza

Las instituciones bancarias para actuar como fiduciarios para asegurar una adecuada administración de los fondos fiduciarios deberán contar con:

  • Sistemas de información que permitan un adecuado control y valuación de los bienes fideicometidos.
  • Personal suficiente y apropiado que conozca, maneje y ejecute las actividades fiduciarias responsablemente con un alto grado de probidad, formación y conocimiento del negocio que identifique los riesgos de las operaciones.

Los fiduciarios deberán dar cumplimiento a las normativas contenidas en la Ley de Instituciones del Sector Bancario y en las normas de carácter prudencial que al efecto dicte la Superintendencia del Sector Bancario no pudiendo eludirlas basándose en el cumplimiento de las órdenes impartidas por el fideicomitente. A su vez, los contratos deberán contemplar lo siguiente:

  • Una descripción amplia y suficiente de los bienes y derechos cuya propiedad ha sido transferida en fideicomiso, a los fines de identificarlos y determinar en qué condiciones han sido dados en fiducia de ser el caso.
  • Forma, modo y oportunidad en la cual se incorporarán y desincorporarán los recursos, derechos, bienes inmuebles o muebles a los fideicomisos de ser el caso.
  • Objeto de los fondos dados en fideicomisos, según el tipo de fideicomiso
  • Facultad expresa para administrar los fondos fiduciarios.
  • Forma, cuantía y demás parámetros para obligarse en nombre del fideicomiso.
  • Las obligaciones, bienes y derechos del fideicomitente y del fiduciario.

El Fiduciario deberá:

  • Monitorear constantemente los riesgos inherentes a las actividades de cada fideicomiso en particular e identificarlos.
  • Optimizar el rendimiento y utilización de los fondos fiduciarios disponibles cumpliendo con las políticas y controles internos establecidos por la institución.
  • Cotizar por lo menos tres (3) diferentes empresas aseguradoras, en el caso que el seguro de los bienes fideicometidos esté a cargo del fiduciario.

Se prohíbe al fiduciario:

  • Financiar las operaciones de fideicomiso a través de sobregiros en cuenta corriente independientemente de las características de la operación y del lapso del apalancamiento, así como también la enajenación de los activos de la institución al fideicomitente y al beneficiario.
  • Usufructuar, usar, disponer, colocar, invertir y realizar cualquier otra actividad con los fondos fideicometidos y/o los rendimientos en operaciones y transacciones que no estén estipuladas expresamente en el contrato de fideicomiso.
  • Invertir en títulos u obligaciones, que no estén inscritos en el Registro Nacional de Valores.
  • Las instituciones bancarias que mantengan o no contratos de fideicomiso vigentes con empresas de seguros y/o reaseguros, deberán remitir a la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario, los contratos celebrados, dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a la fecha de la publicación de estas normas.

Con la entrada en vigencia de esta Resolución se derogan las Resoluciones N° 179.00 del 30 de mayo de 2000 publicada en la Gaceta Oficial N° 36.966 del 06 de junio de 2000 y la Resolución N° 052.11 del 10de febrero de 2011, publicada en la Gaceta Oficial N° 39.624 del 25 de febrero de 2011 relativa al establecimiento de los límites máximos de la totalidad de los fondos fiduciarios con base en el patrimonio de la institución banca fiduciaria.

Esta Resolución entrará en vigencia a los 60 días continuos siguientes a su publicación en la Gaceta Oficial N° 39.941 del 11 de junio de 2011.

Departamento de Redes Sociales

Irma Pinto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .