Banca responderá por fraudes con tarjetas sin el chip

Las instituciones financieras que no hayan sustituido las tarjetas de crédito y débito con la tecnología del chip, deberán asumir los importes en caso de que se cometa fraude bancario contra los usuarios.

Hoy vence el plazo otorgado por la Superintendencia de Instituciones del Sector Bancario para que el sistema financiero adecuara su plataforma a la nueva tecnología y reemplazara todos los plásticos.

Las tarjetas con bandas seguirán funcionando en todos los puntos de venta y deberán ser aceptadas por los comercios.

La Sudeban informó que aún falta por sustituir 4% del total de las tarjetas asignadas. Sin embargo, considera que esta no es una cifra significativa dentro del universo de usuarios para declarar una nueva prórroga.

Hasta el cierre de mayo se habían reemplazado 14.338.966 tarjetas de débito y 6.663.106 tarjetas de crédito. También fueron adecuados los cajeros automáticos en todo el país, que suman 9.348 y los 268.849 puntos de venta existentes, de acuerdo con información suministrada por las entidades financieras ante la superintendencia.

Extraoficialmente se conoció que algunas franquicias internacionales no han respondido con celeridad para la implementación del chip de las tarjetas de algunas entidades financieras.

Las últimas cifras anunciadas por la Sudeban señalan que la disminución del fraude con las tarjetas de débito está por encima de 75%; y en el caso de las tarjetas de crédito el delito ha bajado 95%. El chip electrónico es una tecnología de avanzada que resguarda los datos del usuario en un microprocesador, el cual utiliza elementos para traducir la data y permite niveles adicionales de autenticación al momento de realizar una transacción, en los cajeros automáticos y en los puntos de venta.

En 2007, la Sudeban, la Asociación Bancaria de Venezuela y el extinto Consejo Bancario Nacional comenzaron a reunirse para solucionar los problemas que se presentaban por el incremento del número de fraudes con tarjetas de crédito y débito.

Cuando se discutió el mecanismo contra el fraude bancario se tomaron en cuenta los sistemas biométricos que funcionan con reconocimiento retinal, pero resultaba muy costoso. Por eso, se optó por el chip que ha tenido buenos resultados en la disminución de los delitos con plástico en países como México y Brasil.

El Banco Central de Venezuela tiene clasificadas las tarjetas de crédito por segmentos: Nivel 1 (clásicas y similares), Nivel 2 (doradas y similares), Nivel 3 (platinum y similares) y Nivel 4 (black y similares). Los límites varían según la institución bancaria, pero van acorde con los ingresos del tarjetahabiente y su récord de pago.

Vía El Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .