El Banco Central reduce las reservas colocadas en oro

Un informe elaborado por el Fondo Monetario Internacional con estadísticas relevantes de cada país indica que en agosto el Banco Central disminuyó las toneladas de oro que forman parte de las reservas internacionales.

El informe, reseñado por Reuters, afirma que las reservas de oro de Venezuela se ubican en 362,05 toneladas tras un declive de 3,7 toneladas.

El descenso en los lingotes que forman parte de las reservas internacionales, es decir, del tanque de divisas que tiene el país para cancelar importaciones, deuda externa y respaldar la moneda, podría significar un giro importante en la estrategia del Banco Central de Venezuela. 

Hasta ahora el BCV ha renunciado a la posibilidad de vender parte de los lingotes que posee la Nación a fin de obtener dólares en efectivo y agilizar la entrega de divisas para importaciones.

Fuentes financieras aseguran que el BCV se desprendió de otro pequeño lote de 1,8 toneladas de oro durante esta semana.

Del total de las reservas, el oro representa 73% y la porción líquida ha descendido a menos de 2 mil millones de dólares en un entorno donde Pdvsa solo entrega al Banco Central 40% de las divisas que el país obtiene por la venta de petróleo y el resto se dirige a fondos que maneja el Gobierno, como el Fonden.

La caída de la porción líquida de las reservas, es decir, de los dólares en efectivo que el Banco Central puede entregar a las empresas que obtienen la autorización previa de Cadivi ha comenzado a impactar a los importadores.

Jorge Botti, presidente de Fedecámaras, advirtió la semana pasada que los inventarios de las empresas se han reducido tras la lentitud en el desembolso de divisas.

Al cierre del 24 de septiembre las reservas internacionales, en total, representan 24 mil 617 millones de dólares, magnitud que se traduce en el nivel más bajo en cinco años y una caída de 17,6% en los primeros ocho meses de 2012.

El FMI explica que la mayoría de los bancos centrales del mundo han aumentado sus reservas de oro.

La decisión del banco central de Estados Unidos de imprimir dinero para revitalizar la economía lleva a los inversionistas a pronosticar que el dólar tenderá a debilitarse y a temer un repunte de la inflación, por lo tanto, el oro se revaloriza como refugio para los tiempos inciertos.

El septiembre el precio del metal registra un alza de 5% y entidades financieras consideran que es solo el comienzo del ascenso.

Barclays elevó sus proyecciones del precio promedio de la onza de oro para el cuarto trimestre a 1.810 dólares.

Vía El Universal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .