Persisten las colas por línea blanca y juguetes

lineablanca-juguetesLas filas de compradores ante tiendas de electrodomésticos, jugueterías, ferreterías y algunas cadenas de ventas por departamentos no cesan.

Más de una semana después de la primera orden del Presidente Nicolás Maduro a fiscalizar y ocupar algunos establecimientos de artículos electrónicos, y también a que se sacasen “todos los productos a la venta para el pueblo; que no quede nada en los anaqueles”, no pocos negocios en la ciudad están vendiendo bajo un importante dispositivo de racionamiento y control.

Casi a puertas cerradas, con efectivos del Ejército o miembros de la Policía Nacional custodiando las instalaciones de los comercios, las ventas se mantiene, pero con restricciones en las cantidades disponibles por cliente, ante la masiva ola de consumo desatada por la imposición gubernamental de rebajar los precios.

Un recorrido de El Universal detectó como la sede de Traki en la avenida Casanova de la parroquia El Recreo sigue registrando una masiva afluencia de compradores, muchos de ellos incentivados a querer llevar hasta 10 artículos entre prendas de vestir, lencería y juguetes, tras la medida de reducir sus precios, lo que se tradujo en descuentos de 70% en juguetería y artículos navideños, y 50% en el resto de la mercancía disponible.

Sin embargo, como ya ocurre desde hace varios años en las ventas de alimentos, los artículos en remate en esta ocasión también tienen limitaciones en las cantidades permitidas a los compradores. Los altoparlantes en Traki informaban que cada cliente solo podría comprar hasta cuatro juguetes, una sábana, un edredón, una manta o una toalla.

La mayoría de las personas aprovechó para comprar juguetes y prendas de vestir, hurgando entre la mercancía disponible, y ya no con mucha variedad tras varios días de vorágine consumista.

Yadeisy Martínez, quien compró varios juguetes y ropa para sus dos hijos y para dos sobrinos a su cargo, comentó que “ya no hay mucha variedad, no queda mucho Alguna ropa, y tampoco hay muchos juguetes. No hay tantas cosas para escoger, quizás por la afluencia de compradores que ya ha habido”.

Martínez pudo entrar a la tienda a las 12 del mediodía “cuando abrieron” y aunque a las 2:30 p.m. ya estaba en la caja pagando, explicó que logró ingresar pues “llegué ayer (el domingo) a las 9 de la mañana y estuve en la cola hasta las 5 de la tarde. Como la tienda cerró nos dieron un número para atendernos este lunes. Y me vine temprano, para hacer la cola de los que también tenían número”.

Dijo que le descontarán el día por haber faltado a su trabajo en una empresa de productos de cuidado personal. No obstante, el valor del descuento impuesto en Traki por la mercancía que compró resulta mucho mayor que el valor de un día de su salario.

Hacia el este de la ciudad los comercios más grandes de ventas de electrodomésticos que aún tienen mercancía reportan colas de consumidores en la puerta. En JVG de Sebucán muchos compradores se llevaban neveras y cocinas, aprovechando las importantes rebajas. En cambio otras tiendas como Max Center y Mundo Samira lucían casi desoladas, pues toda la mercancía de línea marrón o blanca, como televisores, equipos de sonido, sistemas de audio y video de cine casero, tabletas, computadoras portátiles, teléfonos celulares, neveras, lavadoras o cocinas, fue vendida sin que todavía haya reposición de inventarios.

Algunos gerentes indicaron que aspiran a que la fiscalización del Gobierno a los distribuidores al mayor se traduzca en notas de crédito o reembolsos a las tiendas minoristas.

Vía El Universal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .