Depósitos de ahorro tendrán tasas más altas que a plazo

tasa-ahorroPor más de cuatro años las tasas de interés para el ahorro estuvieron congeladas hasta que este viernes, justo en uno de los períodos con la inflación más alta que se ha registrado en los últimos 17 años, el Ejecutivo anunció una subida de 3,5 puntos porcentuales.

Desde ahora mantener un saldo diario en una cuenta de ahorro en el banco por un monto de hasta 20.000 bolívares permitirá una retribución de 16% anual, mientras que por los depósitos que superen ese monto se pagará un interés no menor a 12,5% al año.

“Se entiende por saldo diario el monto disponible, incluidos los saldos bloqueados, mantenido por el titular del instrumento de captación respectivo al cierre contable de cada día de la entidad bancaria correspondiente, exceptuando únicamente los saldos diferidos por operaciones en curso en el Sistema de Cámara de Compensación Electrónica”, indica el artículo 2 en su parágrafo único de la resolución del Banco Central de Venezuela.

Entre tanto, la tasa pasiva para depósitos a plazo será menor a la que regirá para depósitos de ahorro. En la resolución del emisor que aparece en la Gaceta Oficial 40.305 que circula este fin de semana, se indica que los bancos no podrán pagar una tasa anual menor al 14,5% para los depósitos a plazo que reciban y por las operaciones que realicen a través de participaciones a plazo.

Mientras tanto, este viernes el Presidente Nicolás Maduro anunció unos títulos de renta fija que emitirán los bancos públicos por un máximo de Bs 1 milllón, los cuales reportarán una tasa de 15% al año.

Baja retribución

La tasa anualizada de inflación estaba hasta octubre en 54,3%, según los datos del BCV, por lo que el ajuste a la remuneración al ahorro aún está lejos de compensar el acelerado avance mostrado por los precios en los últimos meses.

La variación de los intereses es una de las vías que tienen los bancos centrales para propiciar comportamientos económicos que se adecúen a las estrategias establecidas. Por ejemplo, la última vez que el BCV modificó las tasas (en junio de 2009) los redujo a 13,5% para sostener el crecimiento económico y aumentar el consumo. En contraposición, un alza de los intereses enfría el consumo y ayuda a aliviar la presión inflacionaria.

Vía El Universal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .