Eliminado el recurso especial de juridicidad previsto en la Ley Orgánica de la Jurisdicción Contencioso Administrativa

TSJ_estatua
        La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia mediante sentencia n.° 281 de fecha 30/04/2014, procedió a declarar la nulidad de los artículos 23.18, 95, 96, 97, 98, 99, 100, 101 y 102 de la Ley Orgánica de la Jurisdicción Contencioso Administrativa y 26.18 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, en materia del recurso especial de juridicidad.

Los artículos anulados hacen referencia al novísimo recurso especial de juridicidad previsto de la Ley Orgánica de la Jurisdicción Contencioso Administrativa-LOJCA (G.O. n.° 39.451, de fecha 22/06/2010) y en la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia-LOTSJ (G.O. n.°39.522, de fecha 01/10/2010), los cuales se pueden resumir de la siguiente manera:

  • Artículos 23.18 la LOJCA y 26.10 de la LOTSJ: Competencia de la Sala Político Administrativa para conocer del recurso especial.
  • Art. 95: Del recurso especial de juridicidad. Potestad de la Sala, a instancia de parte, para revisar sentencias dictadas en segunda instancia que trasgredan el ordenamiento jurídico.
  • Art. 96: Oportunidad para interponer el recurso. Ante el tribunal que dicto el fallo en un lapso de 10 días de despacho, un vez publicada la decisión.
  • Art. 97: Remisión del expediente a la Sala competente.
  • Art. 98: Admisión del recurso. Dentro de los 10 días de despacho siguientes de recibido el mismo.
  • Art. 99: Admitido el recurso la contraparte dispondrá de un lapso de 10 días de despacho para que consigne la contestación, el cual no excederá de 10 páginas.
  • Art. 100: Lapso para dictar sentencia.
  • Art. 101: Contenido de la sentencia.
  • Art. 102: De las multas por la tempestividad del recurso. De 50 a 150 U.T.

 

Ahora bien, es importante resaltar que dichos artículos fueron suspendidos temporalmente en la admisión de la demanda de nulidad ejercida en contra de los mismos, esto es, en la decisión n.° 1149/2010, de fecha 17/11/2010 (Auto de corrección n.°1194/2010 , de fecha 25/11/2010), publicado en la G. O. n.° 39.579, de fecha 22/12/2010, en la cual la Sala Constitucional destacó que el otorgamiento de suspensión obedecía a que las normas impugnadas pudieran crear perturbaciones, retardos o alargamientos en los juicios contencioso administrativos, y pudiera convertirse en un instrumento que juegue contra quien tiene la razón en un juicio y contra los principios de tutela judicial efectiva, celeridad y el derecho a obtener con prontitud la decisión correspondiente, establecidos en el artículo 26 de la Constitución Nacional; así como la presunción grave de que dicho medio de impugnación implicaría la invasión de atribuciones de revisión que son competencia exclusiva y excluyente de la Sala.

En razón a lo anterior, la Sala decidió anular los artículos en virtud a la amplitud que tiene la implementación de este recurso, ya que abarca más allá de las competencias y estructuras ordinarias del contencioso administrativo general, teniendo efectos incidentales en la Sala de Casación Social y en un universo de justiciables quienes no tienen certeza acerca de la factibilidad de interponer en esa instancia el recurso especial de juridicidad, o si simplemente están sometidos al ámbito de la casación que maneja esa instancia y, de que los mismos violentan los principios y normas constitucionales relacionados con el ámbito competencial de la Sala Constitucional.

Por último, la Sala declaro la nulidad con efectos ex tunc, es decir, desde que se promulgó la Ley Especial, por lo que pierden validez, tanto la norma que estipuló la conformación del referido recurso, como todas las disposiciones relativas a su procedimentalización, señalando la Sala que en aquellas causas que hayan sido decididas por parte de la Sala Político Administrativa sean objeto de un nuevo pronunciamiento declarando expresamente la culminación y que se den por terminadas totalmente su tramitación desde el punto de vista de la fase cognitiva del juicio y se pase a su fase de ejecución -en aquellos supuestos donde se tenga a bien a su realización- con la consecuente remisión del expediente a sus instancias de origen.

Microjuris de Venezuela

Abg. Xiuneidy Acevedo P.

 

Usuario Microjuris de Venezuela haga clic aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .